¿Qué problemas tiene systemd-oom, el módulo que no entrará en Linux Mint 21?

Una placa de memoria RAM

Linux Mint 21 está a poco de ver la luz. Si bien parece que las ISOs de la versión beta de Vanessa, su nombre en clave, van con retraso, no queda mucho para que estas estén disponibles y así se pueda probar la próxima versión del sistema operativo antes de publicarla en el canal estable. En los últimos meses, se han compartido noticias en el blog oficial de Linux Mint haciendo referencia a las novedades que se aportarán en la próxima versión, y una de las más llamativas es el hecho de que Linux Mint 21 no traerá systemd-oom.

systemd-oom es una de las últimas incorporaciones al proyecto systemd. systemd-oom es un agente que monitoriza las aplicaciones en ejecución y que previene que el ordenador agote los recursos de memoria RAM y swap. Si el agente detecta que el ordenador está a punto de quedarse sin memoria para funcionar correctamente y, por lo tanto, de entrar en una situación en la que puede comprometer la estabilidad del ordenador, fuerza el cierre de un árbol de procesos con el objetivo de aliviar recursos.

systemd-oom ha recibido numerosas críticas desde que fue incorporado en Ubuntu debido a su agresividad. Sabemos que cuando se trata de errores de tipo OOM (Out of Memory), el kernel Linux nunca ha sido muy diplomático a la hora de decidir qué procesos en ejecución deben ser eliminados a la fuerza, pero en el caso de systemd-oom, reportan que a veces el agente se activa incluso cuando todavía quedan recursos de sobra, o que a veces trata de cerrar aplicaciones esenciales.

El logo de systemd
systemd es una pieza esencial en cualquier distribución GNU/Linux moderna.

Otras distribuciones también tuvieron sus problemas cuando empezaron a utilizar systemd-oom. En Fedora, está presente desde la versión 34. Desde entonces, algunos reportes de errores han entrado en el gestor de reportes de errores principal advirtiendo de problemas de usabilidad graves. «Hay una aplicación web que uso en Firefox que tiene algún tipo de agujero de memoria. Esto provoca que al cabo de unos minutos, mi escritorio deje de responder y systemd-ood se cargue mi sesión. Puedo o tal vez no puedo volver a iniciar sesión sin reiniciar el ordenador», reportaban hace unos meses en un bug abierto en Fedora 35 que todavía no está marcado como resuelto.

Linux Mint estará basada en Ubuntu 22.04, lo que significa que casi todas las mejoras y cambios de arquitectura que se producen en la distro de Canonical acaban permeando en Linux Mint. Sin embargo, sabemos que históricamente Linux Mint ha sabido moverse cuando algunas de las decisiones de Ubuntu hacen cambios demasiados drásticos y el equipo que está detrás de ella no tiene miedo de hacer modificaciones o cambiar el comportamiento por defecto del sistema, por ejemplo, no utilizando Snap por defecto.

Pues bien, Linux Mint 21 anunció a principios de este mes en su informe mensual que, debido al feedback recibido, no implementarían systemd-oom en la distribución base. Eso significa que el funcionamiento tradicional será el que por defecto determinará qué hacer en caso de agotar los recursos de la máquina, tanto en RAM como en swap, evitando que algunas aplicaciones se cierren inesperadamente. Quedará ver por cuanto tiempo, y si cuando el sistema se perfile y sus errores sean corregidos, lo adoptan al igual que ya han hecho otras distribuciones, o no.

El contenido más antiguo de Nos Gusta Linux se encuentra en el viejo blog, pero puede que no esté completamente actualizado. Por el momento hasta que se haga la limpia y se vea tiene sentido conservar y qué no, tendrás que ir al viejo blog si quieres leer entradas más antiguas.